domingo, 21 de julio de 2013

Violetta en Vivo Ficha Técnica y Crítica

Ficha técnica: Violetta en vivo /  
Dirección: Ariel Del Mastro / 
Coreografía: Sergio Mejía / 
Escenografía: Gabriel Caputo /  
Vestuario: Romina Lanzillotta y Verónica Fresco Zens / 
Diseño de luces: Ariel Del Mastro y Gaspar Potocnik / 
Diseño de sonido: Gastón Briski / 
Dirección musical: Akselrad-Burgio-Novello /  
Intérpretes: Martina Stoessel, Diego Domínguez, Jorge Blanco, Mercedes Lambre, Nicolás Garnier, Alba Rico, Lodovica Comello, Facundo Gambandé, Ezequiel Rodríguez, Candelaria Molfese, Samuel Nascimento, Xabiani Ponce de León /  
Sala: Gran Rex - Buenos Aires - Argentina/ 
Estreno: sábado 13 de julio de 2013.



Alcanza con poner en movimiento un puñado de sencillos y nobles recursos teatrales para que la llegada de la exitosa serie juvenil Violetta al enorme escenario del Gran Rex se adapte sin problemas al nuevo espacio, en vez de funcionar (como en tantas otras ocasiones) como inevitable y forzado complemento de su inmensa repercusión televisiva.
Lo que no cambia es el significado y el destino de la idea. Violetta y sus amigos ahora reciben en persona el aplauso, los gritos, los saludos y el entusiasmo incontenible de legiones de entusiastas niñas y preadolescentes que se identifican de inmediato desde la complicidad y la empatía con los sentimientos básicos de un grupo de personajes que los superan en edad y enfrentan otra clase de problemáticas.
En este caso, la modesta anécdota impulsa a los jóvenes aspirantes a artistas a preparar un número que podría abrirles la puerta de un concurso mundial de escuelas de música, pero sobre todo reproduce, en casi 90 minutos y en un espacio único y fijo, las características esenciales de la tira.
Al "encerrar" la trama en el perímetro teatral, sin recurrir a las habituales (y oportunistas) conexiones con momentos o tramos del relato televisivo, la presencia de Violetta y sus amigos en el escenario adquiere vuelo propio, dicho esto además en un sentido amplio, porque la gran protagonista de la historia pasa buena parte del tiempo en el aire, sentada (sola o acompañada) sobre algún columpio.
Presidiendo en lo alto los cuadros más románticos y emotivos o sobre el piso, a la carismática Martina Stoessel le toca llevar como es de esperar el peso de la historia y lucirse mucho más que sus compañeros -por ejemplo- en los cambios de vestuario. Pero el núcleo de la obra pasa por los cuadros coreográficos y las canciones (20 en total), trabajadas con brío, despliegue, matices, energía y mucha disciplina por parte de un aplicado elenco juvenil que puede dosificar el múltiple esfuerzo de cantar, bailar y moverse sincronizadamente gracias al apoyo de una pista de voces pregrabadas.
El esquema se completa con una serie de correctas transiciones entre cuadro y cuadro, bien resueltas desde el colorido entorno escenográfico y con la presencia bien destacada entre los jóvenes actores-cantantes de Mercedes Lambre, la más silbada por las chicas (es la "mala" de turno en la historia) y a la vez la que merece más aplausos por su precoz versatilidad actoral.
En definitiva, la historia atrapa al auditorio, que se entusiasma cuando corresponde y también hace silencio cada vez que la trama lo exige. No se trata de un mérito menor para los artífices de este show, encabezados por alguien de tan probado oficio en este terreno como Ariel Del Mastro. Con ese sólido respaldo, Violetta en vivo funciona a la medida de un éxito portentoso (apenas comenzó un largo recorrido de 60 funciones totalmente vendidas), pero con un diseño que no quiere descansar en los cómodos laureles de su origen televisivo. 
Confía en el espacio teatral y se adapta a él. 
Los resultados son satisfactorios.

Fuente: Marcelo Stiletano para La Nación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un gusto recibir tus comentarios